Jump to content

LA ORACION


gorrion

Recommended Posts

Esta mañana sali para pasar un rato con la barca, pero al llegar al puerto hacia mucho viento, al menos para mi, asi que al regresar a casa me frei las gambitas y me las comi con ajo y perejil..

Y como hoy tampoco tengo ningun parte de capturas les dejo esta historieta que creo que nos puede servir para mirar de otra manera a los amigos o compañeros y porque no a nuestros hermanos

MANOS QUE ORAN

Durante el siglo XV, en una pequeña aldea cercana a Nuremberg, viví­a una familia con 18 niños.

Para poder poner pan en la mesa para tal prole, el padre, y jefe de la familia, trabajaba casi 18 horas diarias en las minas de oro, y en cualquier otra cosa que se presentara.

A pesar de las condiciones tan pobres en que viví­an, dos de los hijos de Albrecht Durer tení­an un sueño. Ambos querí­an desarrollar su talento para el arte, pero bien sabí­an que su padre jamás podrí­a enviar a ninguno de ellos a estudiar a la Academia.

Después de muchas noches de conversaciones calladas entre los dos, llegaron a un acuerdo. Lanzarí­an al aire una moneda. El perdedor trabajarí­a en las minas para pagar los estudios al que ganara. Al terminar sus estudios, el ganador

pagarí­a entonces los estudios al que quedara en casa, con las ventas de sus obras, o como fuera necesario.

Lanzaron al aire la moneda un domingo al salir de la Iglesia. Albretch Durer ganó y se fue a estudiar a Nuremberg. Albert comenzó entonces el peligroso trabajo en las minas, donde permaneció por los próximos cuatro años para sufragar los estudios de su hermano, que desde el primer momento fue toda una sensación en la Academia.

Los grabados de Albretch, sus tallados y sus óleos llegaron a ser mucho mejores que los de muchos de sus profesores, y para el momento de su graduación, ya habí­a comenzado a ganar considerables sumas con las ventas de su arte.

Cuando el joven artista regresó a su aldea, la familia Durer se reunió para una cena festiva en su honor. Al finalizar la memorable velada, Albretch se puso de pie en su lugar de honor en la mesa, y propuso un brindis por su hermano querido, que tanto se habí­a sacrificado para hacer sus estudios una realidad.

Sus palabras finales fueron: "Y ahora, Albert hermano mí­o, es tu turno. Ahora puedes ir tú a Nuremberg a perseguir tus sueños, que yo me haré cargo de ti".

Todos los ojos se volvieron llenos de expectativa hacia el rincón de la mesa que ocupaba Albert, quien tení­a el rostro empapado en lágrimas, y moví­a de lado a lado la cabeza mientras murmuraba una y otra vez: "No... no... no...".

Finalmente, Albert se puso de pie y secó sus lágrimas. Miró por un momento a cada uno de aquellos seres queridos y se dirigió luego a su hermano, y poniendo su mano en la mejilla de aquel le dijo suavemente: "No, hermano, no puedo ir a Nuremberg. Es muy tarde para mí­. Mira lo que cuatro años de trabajo en las minas han hecho a mis manos. Cada hueso de mis manos se ha roto al menos una vez, y últimamente la artritis en mi mano derecha ha avanzado tanto que hasta me costó trabajo levantar la copa durante tu brindis... mucho menos podrí­a trabajar con delicadas lí­neas el compás o el pergamino y no podrí­a manejar la pluma ni el pincel. No, hermano... para mí­ ya es tarde".

Más de 450 años han pasado desde ese dí­a. Hoy en dí­a los grabados, óleos, acuarelas, tallas y demás obras de Albretch Durer pueden ser vistos en museos alrededor de todo el mundo.

Pero seguramente tu, como la mayorí­a de las personas, sólo recuerde uno. Lo que es más, seguramente hasta tenga uno en su oficina o en su casa.

Un dí­a, para rendir homenaje al sacrificio de su hermano Albert, Albretch Durer dibujó las manos maltratadas de su hermano, con las palmas unidas y los dedos apuntando al cielo. Llamó a esta poderosa obra simplemente "Manos", pero el mundo entero abrió de inmediato su corazón a su obra de arte y se le cambió el nombre a la obra por el de "Manos que oran".

La próxima vez que veas una copia de esa creación, mí­rela bien Permita que sirva de recordatorio, si es que lo necesitas, de que nadie, nunca, ¡ triunfa solo

manosqueoranno8.png

Link to comment
Share on other sites

:bienvenido::ok: , espectacular historia , ya podria el hermano rico comprarle por lo menos un casco homologado por industria,con luces largas y cortas,intermitentes y marcha atras. Edited by jordi66
Link to comment
Share on other sites

Bonito relato para abrir mentes y, hacernos reflexionar un poco sobre aquellas cosas que parecen tan obvias por su simpleza, que al final se terminan olvidando pese a ser básicas.

Me ha gustado mucho, como todo lo que nos sueles ofrecer para que leamos, disfrutemos y meditemos un poco :ok: .

Saludos. :ok::ok:

Link to comment
Share on other sites

Albretch se puso de pie en su lugar de honor en la mesa, y propuso un brindis por su hermano querido, que tanto se habí­a sacrificado para hacer sus estudios una realidad.

Sus palabras finales fueron: "Y ahora, Albert hermano mí­o, es tu turno. Ahora puedes ir tú a Nuremberg a perseguir tus sueños, que yo me haré cargo de ti".

Aunque esta historia sea del siglo XV se da más frecuentemente que lo que nosotros creemos en el siglo XXI.

La diferencia estriba en que, hoy dia, muchos tienen que trabajar para que uno se lleve el reconocimiento, el poder o el dinero y muchas veces el beneficiado no hace partí­cipes de sus éxitos a los que le ayudaron.

Ahora mismo se me ocurren unos cuantos "trepas" que han subido a costa del trabajo de los demás y jamás, jamás les ha agradecido nada (ni lo hará).

Bonita historia Gorrión :beer: ojalá que pudiera ser un ejemplo para los miles de "trepas" que hay por el mundo.

Salut, força i bona pesca :beer:

Link to comment
Share on other sites

:pescando: joder compañero gorrion,muy bueno .macho tu tienes que ser diplomado con veinte carreras ,macho sobersaliente como te lo curras ,tienes un don que te explicas y llega a la gente,que nivel hay en este foro ,si ya me lo decia mi padre estudia .me quito el sombrero compañero. :pescando::pescando::o
Link to comment
Share on other sites

Impresionante historia.

Felicidades gorrión

Link to comment
Share on other sites

;) joder compañero gorrion,muy bueno .macho tu tienes que ser diplomado con veinte carreras

Por lo que veo esta historia llego a muchos compañeros y lo bueno es que les ha gustado, en realidad la puse porque me gusto ami y como dije.

"" Ya que no puedo poner un parte de capturas aqui les dejo esta historia ""

Y ya que estamos en epocas invernales de invierno de alguna manera sana nos tenemos que entretener...

Gracias a todos---------------------------------- :beer:

Amigo Chatungo.

Muchas veces digo que aqui en los foros no solo aprendemos a pescar.

Hace mucho tiempo, aun cuando los continentes se tocaban fue cuando entre a formar parte de esta familia de los foros, no sabia ni como se ponian los emoticones ( muñequitos les llamaba yo ) ni a poner letras mas grandes ni a subrayar frases, apenas si sabia entrar en la pagina y era un buen compañero y mejor amigo que me hiba solucionando los errores que hiba cometiendo y asi poco a poco fui aprendiendo a participar un poco mas olgadamente.

En cuanto a estudios se refiere justito leer, escribir y las 4 reglas de aritmetica si no son muy dificiles, ya quisiera tener alguna carrera aunque fuese chiquita, por eso a los cavales jovenes y siempre por privado les aconsejo que estudien, que estudien y que estudien que saquen una carrera aunque sea para colgar solo el diploma en la paret pero que estudien..

Un abrazo a todos ........ :ok:

Link to comment
Share on other sites

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Reply to this topic...

×   Pasted as rich text.   Paste as plain text instead

  Only 75 emoji are allowed.

×   Your link has been automatically embedded.   Display as a link instead

×   Your previous content has been restored.   Clear editor

×   You cannot paste images directly. Upload or insert images from URL.

×
×
  • Create New...